¿Qué papeles revisar al comprar un auto usado?

¿Quieres proteger tu auto de robos?
Cotiza hoy mismo
tu GPS para auto
¡Totalmente Gratis!

Al comprar un auto se debe estar atento a cada detalle, revisar que se encuentre en perfecto funcionamiento naturalmente es importante, pero de igual forma estar atento a que los documentos del vehículo usado estén en regla es igual de indispensable.

Después de ubicar el vehículo indicado, como compradores debemos asegurarnos de lo principal, ¿Qué documentos a revisar?

Claramente con la ayuda de un mecánico, queremos saber que auto se encuentra en buen estado, y lo siguiente antes de acercarte a una notaría, es revisar con determinación cada uno de los siguientes papeles:

DNI vigente

Tanto el documento de identidad del vendedor (si tiene cónyuge también) como el del comprador deben estar vigentes. En caso sea propiedad de una empresa, se debe contar con la vigencia de poderes del representante legal de la empresa (se sugiere que esta no sea mayor a 3 meses).

Pago de impuesto vehicular

Si el auto ya cuenta con más de 3 años de antigüedad, debes revisar que los pagos de impuesto vehicular se encuentren al día.

Constancia de inscripción en Registros Públicos a nombre del vendedor

Al momento de la venta debes verificar que toda la información del estado del vehículo esté actualizada (color, motorización, etc.) así como el del propietario.

SOAT vigente

En este caso, solo será necesario una copia del SOAT vigente para realizar los trámites en la notaría elegida.

Debemos recordar que todos los documentos del vehículo usado a adquirir deben estar saneados por parte del vendedor, a menos que dentro de la transacción hayas acordado que el comprador (es decir, tu) asumirá su regularización. En todo caso, esto debe estar por escrito y, según el caso, también legalizado.

Datos de interés

Luego de tener los documentos en regla y que el mecánico haya revisado el vehículo, también hay algunos puntos que pueden hacer de la compra una mala experiencia.

Consulta cualquier dato vehicular en la SUNARP

Para corroborar cualquier dato sobre el propietario o las características del vehículo, solo debes visitar la página web de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (SUNARP), dando clic aquí.

Revisa que el pago de impuestos esté al día

Ten en cuenta que el impuesto anual se aplica a la propiedad de automóviles, camionetas, pick up, camiones, buses, omnibuses, etc., con 3 o menos años de antigüedad a partir de su primera inscripción en el Registro de Propiedad Vehicular. Se pagará anualmente, desde el 1ero de enero de cada año, por tres años.

Revisa que no tenga multas, juicios u orden de captura

En este punto tendrás que solicitar en la SUNARP el Certificado de Gravamen, el cual permite saber si el vehículo tiene o no deudas por multas, juicios u orden de captura, embargo, una prenda vehicular o algún otro problema.

En caso exista uno de los problemas mencionados, la transferencia del vehículo se verá truncada.

Revisa todos los propietarios que ha tenido el vehículo antes

En algunos casos es importante tomar en cuenta por cuántos propietarios ha pasado el vehículo. Para ello deberás solicitar una Copia Certificada de Partida de Registro de Propiedad Vehicular. Este documento te brindará toda la información sobre todos los actos realizados con el vehículo, como quiénes han sido los propietarios, si es que ha sido vendido antes, etc.

Revisa que cuente con la nueva placa única de rodaje

En caso el auto usado no cuente con la nueva placa única de rodaje, se hará merecedor de una sanción de categoría muy grave, lo cual implica la retención del vehículo y una multa del 12% del valor de la UIT. Si fuera tu caso, tendrás que realizar el trámite tú mismo y pagar la multa.

Advertencias finales

Recordamos lo importante que es cuidarse de los engaños. Por ejemplo, el vendedor puede presentar toda la documentación falsa, ofreciendo un vehículo que no corresponde al que se ha visto antes, o mencionan un motor, características o prestaciones que realmente no corresponden al vehículo mostrado.

También puede ocurrir que el auto usado no pertenezca al vendedor, sea un vehículo robado o cuente con una tarjeta de propiedad falsificada, adulterada o no actualizada con su verdadero estado. Por ello siempre debemos estar atentos ante cualquier situación y revisar toda la documentación corroborando la información online.

Fuente: Neoauto